viernes, 26 de febrero de 2010

Atención

Hola como están? espero que bien, hoy me sucedió algo curioso, me prestaron un libro el cual imprecionantemente leí en menos de una hora jajaja, Pues si, soy muy malo para leer pero me pareció un libro súper interesante el cual todos deberían leer, bueno por lo menos aquellos que no lo han hecho y volverlo a leer aquellos que lo hicieron. Pude bajar el libero de la web y acabo de hacer otro blog para publicarlo, y aquí le dejo la dirección: http://librosjuanjose.blogspot.com/2010/02/el-caballero-de-la-armadura-oxidada.html

miércoles, 24 de febrero de 2010

Ya en la mitad de Colombia

Ya tengo casi una semana en Cota donde la familia de un compañero de de universidad (Nano), y esta familia me ha tratado muy muy bien, como en familia pues, pero ya mañana termina mi descanso y sigo mi ruta, jajaja ya mucho tiempo en la ciudad!!.
Cuando me fui de Duitama llegue a Tunja, la capital de Boyacá, en si mi primera gran ciudad donde me recibió Carolina, una simpática muchacha, la cual trabaja en la UPTC (Universidad Pedagógica y Técnica de Colombia) dando clases de Idiomas. Carolina me atendió muy bien, me quede 4 noches en Tunja donde visite la cuidad con sus grandes Iglesias, vi bastante televisión y hasta fuimos al cine, jejeje tiempo sin ir al cine, vi Hombre Lobo (creo que se llama así). Me he dado cuenta camino a Tunja que en plano puedo rodar bastante y mucho más rápido, por ejemplo en subidas mi velocidad oscila entre unos 5 y 8 km/h y en plano entre 15 y unos 26 km/h jejeje grande es la diferencia, por eso fue que en Venezuela logre hacer 1000 km en 10 días y aquí no se si aun he logrado hacerlo y ya teniendo un mes acá.
He tenido la suerte que acá en Colombia solo he pinchado dos veces en cambio en Venezuela perdí la cuenta de cuantas veces fueron. Y muchos ciclistas por esta zona pero sobre todo ruteros.
A unos kilómetros de Tunja fui con Carolina a el Puente Boyacá, donde se peleo la batalla de la independencia y por supuesto teniendo por líder a Bolívar, cada día me impresiono mas de Simón como en aquellos tiempo donde no existía ningún tipo de tecnología o comodidades que hoy existen logro hacer lo que hizo, será que entre más comodidades menos dedicados somos? Y más flojos nos ponemos? Jajaja bueno en fin el hecho fue que el monumento está muy bonito y también vimos el arco de triunfo.
Luego de salir de Tunja me dirigí a Villa de Leyva, un pueblo muy muy bonito y muy turístico donde las calles son de piedras muy parecido a San Pedro del Rio (Táchira), pero bastante caro, pero gracias a Jairo Guerrero y Nidia Cárdena (esposa de Jairo), www.hotelposadasanjuanito.com que me recibieron en tu casa la cual es una posada donde también es una zona de camping y me dejaron quedarme sin pagar nada. Y me dieron una cena y un desayuno muy sabroso. En este lindo pueblo pude ver las zonas coloniales e iglesia muy bonitas, pero hacia unas semanas atrás un incendio logro desbastar todo su bosque y por descuido de hombre (que lastima) todas las montañas se veían negras. Aquí en Villa de Leyva se encuentra un museo (el cual no pude visitar) paleontológico donde según años atrás encontraron un dinosaurio marino que vivió millones de años atrás. Que lastima que no pude conocer este pueblo como hubiese querido. Ahh pero no le he contado que en Tunja se me derramo toda la gasolina de la cocina dentro del bolso y me mojo todo el sleeping, bolso de caminata, carpa y bolsas de agua, jajaja, esto si fue un enchave pues sobre todo el sleeping y la carpa. Cuando me toco dormir en Villa Salí podrio a gasolina ya que el frio ataca.
De Villa me fui hacia Chiquinquirá, que fue algo fácil pero no tan fácil, es decir, cuando salí todo fue plano hasta por 50 km jajaja berro me sentía de lo mejor, por fin algo sin subida pero no fue así la felicidad no es para toda la vida. Empezó la subida ya después de un gran trecho recorrido y venia algo rápido (bueno comparado con los otros días) y cuando empezó la subida me pego bastante en las piernas y hasta pensé que no iba a poder llegar, pero después de unas horas se puso plano de nuevo y llegue al pueblo el cual era mucho más grande que Villa de Leyva y donde se encuentra la Basílica de Chiquinquirá, aquí me tocaba esperar la llamada de Carolina de Tunja que tenía una amiga que vivía acá. Así que me fui hasta la basílica a esperar la llamada, pero paso el tiempo y nada de la llamada y me toco llamar a mí y me dijo que no había podido comunicarse con la amiga, pero que me esperara un poco más, mientras eso muchas personas se me acercaron a preguntar que de donde venia, por cuanto tiempo había rodado, etc. etc. Y en eso se me hacer con un señor a preguntarme lo mismo y le pedí que me recomendara un hotel barato porque ya estaba empezando a lloviznar, aparte de darme el nombre de los hoteles me dijo que iba a llamar un amigo venezolano que vivía allí a ver si me podía hospedar en su casa pero fue intento fallido pues el amigo nunca contestó y al final le pregunte donde quedaba los bomberos, así que me fui caminandito hacia los bomberos y ya a mitad de camino sonó la milagrosa llamada ya casi en la lluvia, era Carol diciéndome que su amiga no estaba en la ciudad pero que había hablado con otra amiga que si podía hospedarme en su casa, así que bueno me fui hasta el punto de encuentro y pude conocer a Leidys, quien me llevo a a su casa, me dio de comer, me presento a sus dos bellos niños, me pude bañar con el agua más fría que me tuve que bañar por parte jejeje. Pero como no había almorzado me toco hacer una pasta y comprar sardina jajaja full UDO. Bueno dormir fino y al otro día me fui para Zipaquirá donde según los letreros me tocaba rodar unos 86 km y según la gente todoooo era plano. Porque siempre le creo a la gente? Porque? No llevaba mucho tiempo cuando ya había rodado unos 60 km wuaaaaooo yo no lo podía creer y dije si todo sigue así puede que llegue a Cota de una vez (donde estoy ahorita). Pero qué, pues después de esos 60 km y de estar a 2200 m.s.n.m. me toco subir hasta los 3100 m.s.n.m. qué tal? Ósea ya estaba de por si cansado y la subida súper inclinada, jajaja y bueno después de gastar todo el tiempo que había ganado fue pude llegar a la cima. Pero no fue así de fácil me pare como 4 veces y en una de esas fue a comer unos panes que tenia con mermelada y en otra ocasión me acosté en un lugar donde unos pinos me daban sombra y el pasto seco me hacia un colchón jejeje adivinen, pues me quede dormido, yo calculo unos 5 min pero soñé y todo jejeje.
Bueno en fin llegue a Zipaquirá y llame un Fabián que encontré su número en The Hospitality Club una página de intercambio de alojamiento, y me dijo que él no podía hospedarme pero que lo esperar que el me encontraría un lugar. Así que me fui a la plaza central, donde me comí un helado, no sé porque me aquí me han dado ganas de comer mucho dulce, puede ser por el frio, y bueno después de 2 horas llegó y me brindo una cerveza mientras caminábamos a una zona de camping que él conocía, y pues me pago la zona de camping, unos 5000 pesos, y luego de armar la carpa y dejar la bici en un cuarto seguro nos fuimos a conocer la ciudad y tomarme dos cervezas mas y conocer a unos de sus amigos, entre ellos estaba Michel quien estaba a punto de irse para Argentina a estudiar lo que siempre había soñado, y pues qué bueno que otra persona más se desprende de todo lo que conoce por cumplir unos de sus sueños. Al otro día me tocaba ya irme para Cota, unos 30 km planos, pero tenía que esperar hasta las 6 que salía Camilo (primo de Nano), así que dormí hasta tarde y Salí a dar una vuelta en la bici por unos circuitos de MTB. Lástima que no pude visitar la Iglesia de Sal ya que la entrada costaba 20 mil pesos, es decir, 4 almuerzos.
Salí de Zipaquirá como a la 1 pm y llegue a Cota como a las 3 pm y por primera vez en la vida rodé por una Ciclo vía, prácticamente de Zipaquirá hasta Chía (cuidad intermedia donde almorcé), excelente pues no tenía que estar pendiente de los carros solo de la gente que camina por la ciclo vía. Al llegar a Cota tuve que esperar unas 3 horas en la plaza central donde me comí otro helado ummmhhh jajaja y me acompaño un policía que curioso se me acercó, hasta que llego Camilo al rescate.
Subimos hasta su casa y conocí a su mama Nelly y Nicolás su hermano, una familia realmente hermosa que me videohan brindado el cariño como si fuese uno más de ellos. En mi segundo día en Cota me toco quedarme en la casa solo porque todos tenia cosas que hacer así que aproveche de chequear el correo y esas cosas y planear mi siguiente ruta, logre hablar con Oscar Cañón unas de las personas que me ayudaron a darle forma a este viaje ya que fue la primera persona que vi por internet que ya había hecho el viaje y leyendo entre sus anécdotas me dije que yo también lo podía hacer, www.sobre2ruedas.com, quedamos de encontrarnos y hoy por cierto, para que me diera algunos datos de su viaje, pero decidí que mejor no, pues creo que eso le quitaría emoción a mi viaje, pues quiero que sea mío jajaja.
Aquí en Cota me fui para una fiesta con toda la familia, pues una fiesta de la amiga de la mama de Camilo, y fue donde probé el agua ardiente colombiana y escuche Vallenato en vivo jejeje magnifico todo y el fin de semana me fui con Nicolás y la señora Nelly para Guasca donde había una exhibición de carros de Rustí trial donde conocí al Capi y a Mau, una versión mayor y Colombia del Líder y mía jajaja que risa con eso panas, pues ellos construyen sus propios carros para este tipo de eventos, y pues todo el diseño es de ellos. El Capi es piloto de avión y vuela dirigibles y Mau es veterinario y mecánico automotriz. Después de haber visto la exhibición y habernos bebido ya botella y media de agua ardiente nos fuimos a Gutavita donde me mostraron el embalse de Tominé, una represa para la producción de energía de esta zona de Colombia. Pero se nos acabo el agua ardiente y fuimos a comprar mas jajaja ya me sentía en Venezuela con este par de locos, Nico y su mama en un CJ6 el cual le tuvimos que quitar el cardan de atrás pues el diferencial no tenía nada de aceite, y nos paramos en una bomba de gasolina logramos echarle aceite pero igual seguimos rodando solo con las ruedas delanteras. Típico cuento cumanés. Bueno en fin llegamos a Sesquilé, un pueblo muy antiguo donde hay una iglesia muy bonita, pero en si no nos paramos a rezar solo a comprar más agua ardiente y de allí nos fuimos a ver la reses de la finca de Mau, El Colombiano, donde nos bebimos el otro litro de agua ardiente jejeje después de haber pisado bastante bosta de vaca y que Capi le diera un corrientaso la cerca nos fuimos hasta Gachansipá a comprar otro litro, y allí pude ver una estación súper vieja de tren que funciono no en qué año jajaja y bueno a la final nos fuimos a la casa de capi o de Mau pues viven uno al lado del otro, pues casa diferentes pero unidas por una puerta y logre ver sus carros, y Mau tiene un Willis de 1942 Versión militar muy bonito y arreglado por él.
He ido en si 3 veces a Bogotá, para la fiesta, en otra fui con Camilo a la plaza central y biblioteca y ayer que fui a visitar la Universidad nacional de Colombia muy parecida a la Central de Venezuela y pues entablamos un partido de Ping Pong (tenis de mesa) ya hasta la noche, ah también fuimos a otra biblioteca pero muy bonita pues su arquitectura es tal que la gente puede disfrutar tanto de los libros como del mismo edificio.
Bogotá en si es una cuidad bastante grande y muy organizada, por lo menos la parte que visite y en vez de tener el metro de CCS tiene es el transmilenio, que son unos autobuses como los de Mérida pero no funcionan con electricidad solo con combustible, pero el sistema es el mismo pues tiene un carril único para ellos. De por si la gente acá en Colombia es muy educada al hablar y al tratar, cosa que nos toca aprender, pero a ellos como gobiernos les toca dar una salud gratuita tanto como la educación pues estas dos últimas son pagas.
Pues hasta ahora la he pasado muy bien en Colombia aunque llore al subir y ría al bajar. Hasta la próxima… saludos a todo pues lo extraño pero cada vez menos jajaja. Noo broma.

miércoles, 10 de febrero de 2010